Cuando ir a terapia psicologica

Terapia de conversación

Amy Morin, LCSW, es la editora en jefe de Verywell Mind. También es psicoterapeuta, autora del exitoso libro “13 Things Mentally Strong People Don’t Do” (13 cosas que no hacen las personas mentalmente fuertes) y presentadora del podcast The Verywell Mind.

Los artículos de Verywell Mind son revisados por médicos certificados y profesionales de la salud mental. Los revisores médicos confirman que el contenido es exhaustivo y preciso, y que refleja las últimas investigaciones basadas en la evidencia. El contenido se revisa antes de su publicación y en caso de actualizaciones sustanciales. Más información.

Es posible que haya pensado en acudir a un terapeuta en algún momento. Tal vez se haya disuadido a sí mismo de hacerlo o se haya convencido de que si espera un poco más, el problema podría desaparecer.

Saber cuándo acudir a un terapeuta puede ser un poco difícil a veces. Al fin y al cabo, todo el mundo tiene un mal día o pasa por una mala racha de vez en cuando, pero ¿cómo saber cuándo puede ser útil hablar con alguien?

En la siguiente lista se exponen algunas de las razones por las que puede beneficiarse de hablar con un terapeuta. Por supuesto, no son las únicas razones para buscar un terapeuta, pero esta lista puede ayudarle a tomar su decisión.

Asesoramiento psicológico

El asesoramiento psicológico consiste en hablar con un terapeuta capacitado, ya sea individualmente, en grupo o con su pareja o familia. Le permite profundizar en sus problemas y preocupaciones, y tratar los hábitos problemáticos y una amplia gama de problemas de salud mental, como la depresión, la ansiedad y la esquizofrenia.

  Uned terapia cognitivo conductual

La psicoterapia suele consistir en hablar con un terapeuta, pero a veces se utilizan otros métodos, como el arte, la música, el teatro y el movimiento. Puede ayudarle a hablar de los sentimientos que tiene sobre sí mismo y sobre otras personas, especialmente la familia y los allegados. En algunos casos, se ofrecen sesiones de terapia conjunta a parejas o familias.

Algunos terapeutas enseñan habilidades específicas para ayudarle a tolerar las emociones dolorosas, gestionar las relaciones de forma más eficaz o mejorar el comportamiento. También pueden animarle a desarrollar sus propias soluciones. En la terapia de grupo, los miembros se apoyan mutuamente con consejos y ánimos.

Si cree que puede beneficiarse de la terapia, el mejor lugar para empezar es su médico de cabecera. Su médico de cabecera u otro profesional sanitario puede remitirle a un terapeuta cualificado para que reciba tratamiento gratuito en el NHS. Sin embargo, las listas de espera para el tratamiento del NHS suelen ser largas.

Cómo funciona la psicoterapia

Tanto los terapeutas como los psiquiatras se centran en el tratamiento de los trastornos mentales y los síntomas asociados, pero lo hacen de forma diferente. La diferencia más evidente es que los psiquiatras son licenciados en medicina y pueden recetar medicamentos y tratamientos médicos. Debido a la diferencia en la educación y la formación, los psiquiatras también tienen un salario más alto que los terapeutas.

  La herradura terapias ecuestres

Un terapeuta puede ser un consejero, un psicólogo u otro profesional con licencia para prestar servicios de salud mental. “Terapeuta” es un término que engloba a los profesionales que han recibido educación, formación y licencia para ofrecer terapia de conversación o psicoterapia. Durante la terapia, pueden evaluar, diagnosticar y tratar trastornos de salud mental.

La mayoría de los profesionales que pueden llamarse a sí mismos terapeutas no pueden recetar medicamentos que puedan ser útiles para tratar los trastornos de salud mental. Sin embargo, en algunos estados, los psicólogos con formación en psicofarmacología clínica pueden recetar ciertos medicamentos para tratar trastornos mentales, según la Asociación Americana de Psicología.

Cómo ir a terapia

La psicoterapia es un término general utilizado para describir una forma de tratamiento que se basa en el “trabajo hablado” realizado con un terapeuta. El objetivo es aliviar la angustia hablando y expresando los sentimientos; ayudar a cambiar las actitudes, el comportamiento y los hábitos que pueden ser inútiles; y promover formas de afrontamiento más constructivas y adaptativas.

La elección de acudir a un terapeuta a solas, con su pareja o un familiar, o en grupo (con otros participantes que no conoce) dependerá del tipo de problema con el que desee recibir ayuda. Las sesiones individuales suelen durar entre 20 y 50 minutos. Las sesiones de grupo o las citas familiares pueden durar más tiempo.

  Terapia de la dignidad

La terapia familiar se centra en cambiar la forma de interactuar de las familias. Su objetivo es aumentar la comprensión y mejorar la comunicación entre los miembros de la familia. Lo hace sin culpar a ninguna persona. La terapia familiar suele utilizarse cuando se considera que el sistema familiar contribuye a las dificultades de un miembro de la familia (por ejemplo, de un niño o un adolescente).

Puede utilizarse cuando las dificultades de un miembro de la familia están influyendo en otros miembros de la familia, y ayudarles a hacer frente y adaptarse a la situación. Tanto el “cliente identificado” (la persona que tiene el problema) como los demás miembros de la familia pueden beneficiarse de este tipo de terapia.

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad